Si debemos poner una fecha de nacimiento para Parcos, esta rondaría por el año 2009. Por aquel entonces, se enlazan varios espíritus ávidos de hacer arte, de expresarse, con ganas de deslizarse con libertad en la cornisa de la música.

Así va madurando poco a poco, ensayo tras ensayo, la idea de formar una banda de música, y junto a ella, nace una de las premisas fundamentales que caracteriza los vuelos internos del grupo: la libertad, el goce por el goce mismo.
Desde el minuto 0, el Konde en la voz y letras, comienza el proyecto, al poco tiempo, encuentra un aliado fundamental para llevar a cabo lo que más tarde se convertirá en "Parcos y el Fatalismo Diletante"; el Sastre, en guitarra, será la segunda pata que cimentará a Parcos.
Varios fueron los tripulantes que manejaron diversos instrumentos, y las canciones se fueron dibujando de tal forma que las energías libres se encauzaron en un proyecto que quería una personalidad más delimitada. Así es que la banda, hasta tomar una forma más acabada, navegó libremente sin un único capitán, pero siempre con una sola bandera.
A principios del año 2010, la banda contaba con batería, bajo, voz, saxo, charango y dos guitarras. Las cuerdas, con la electricidad del rock más duro pero también con la suavidad más elevada, mixturaban ideas que no encasillaban a la banda en un estilo preciso. Heredera y protagonista a la vez de una escena nacional rockera, se nutrió de influencias del rock nacional, del hard rock, del rock de los 80, sin estancarse en una única orilla.
En los primeros meses del año 2010 hay un cambio en la formación: Gaticus, tras su regreso a la ciudad, se hace cargo de los parches. Al año siguiente, el Pampa y su charango abren sus alas hacia nuevos rumbos. Meses más tarde, se produce otro enroque, esta vez en los vientos: el Conejo reemplaza a Alfie en el saxofón alto. El destino de Parcos se encaminaba, o bien era encaminado, hacia nuevos rumbos. Pero para la configuración final de la banda habrá que esperar algunos cambios más. Esteban Acosta, en guitarra eléctrica, decide alejarse del proyecto al año siguiente, y así los fatalistas y diletantes continuarán con una única guitarra, la del Sastre, quien tenía la compleja tarea de re armonizar la gran bola de energía. Finalmente, con la ida del segundo saxofonista, la banda quedaba con el Konde en voz, el Sastre en guitarras, el Huno en bajo, y Gaticus en batería.
Con el reto asumido de re orientar lo musical, la banda buscó la forma de adaptar sus canciones y lo logró. Tras más composiciones y shows en vivo, llegó al punto de maduración necesario para encaminarse de lleno a la particular tarea de inmortalizar su primer material. Para ello, decidió realizar una pre-producción en el lugar que ya se había convertido en su búnker musical, la casa del bajista, el Huno, y su compañera, Caro, quien supo integrar antaño los coros de la banda, y en el presente acompaña a la banda en sus oráculos. Es así que en el barrio porteño de Lugano, y con la colaboración de dos técnicos amigos, Pablo y Abel, la tan preciada empresa de grabar el primer material se consolidaba con el correr del año 2013. Los resultados sirvieron de trampolín hacia el objetivo principal: el primer disco de estudio.
El año 2014 era el momento. Durante el mundial de fútbol, Parcos ingresaba al estudio Rec en el sinuoso Parque Chas, y avanzaba a la par de la selección nacional. Tras cuatro sesiones de grabación en la segunda mitad del año, "Próxima estación la noosfera" se mezcló y masterizó en su misma cuna. Pablo Manlio fue el técnico encargado de transformar la energía flotante en piedra tallada. Finalmente Parcos tenía listo su primer material discográfico con ocho canciones.
El año 2015 amanecía con el disco casi terminado. Restaba aun el arte gráfico, que estuvo a cargo de más amigos integrantes de la gran bola de energía: Jony, Guada y Sol "Stop" aportaron su talento desde lo visual, con sus dibujos, fotografías y diseños. Mientras tanto, la banda continuaba incrementando el número de shows año tras año, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en el conurbano. Para que ello suceda, sería de gran importancia también el aporte fundamental de Athena Moon, otra fatalista y diletante desde los comienzos, que sigue siendo parte del corazón y la cabeza de Parcos.
Durante este verano de 2016, la banda, con la fuerza del hoy, se encuentra preparando lo que le espera en este nuevo año, o mas bien, lo que sale a buscar. Contando los días para su debut en la ciudad de Mar del Plata durante el carnaval de febrero, y con el disco ya en la mano, se prepara para la presentación oficial del mismo en el mes de Marzo en la ciudad de Buenos Aires. Por último, cabe resaltar que Parcos también se encuentra trabajando en su primer videoclip, y comenzando a trazar el camino que lo llevará a la grabación de su segundo disco de estudio.

Comentanos algo!

FACEROCK

Hace click en el ICONO Ingresa con tu cuenta de Facebook, deja comentarios directamente y compartilos!